sábado, 29 de diciembre de 2012

Curso básico homiletico: “Sermones Bíblicos”


.

Curso básico homiletico: “Sermones Bíblicos”

. biblias y miles de comentarios
 


I.       LIBRO DE TEXTO: La Santa Biblia
II.    OBJETIVOS DEL CURSO:
A.   CONOCIMIENTOS.
1.    Conocerá la estructura de un sermón.
2.    Analizará cada una de sus partes elementales.
3.    Sintetizará estos conocimientos para su dominio.
B.    AFECTIVOS.
1.    Valorará la importancia de la prédica.
2.    Reflexionará su conducta actual en la predicación y lo que será posteriormente.
3.    Tomará decisiones acerca de la necesidad de estar en comunión con Dios para predicar.
4.    Deseará superarse continuamente en este arte.
C.    HABILIDADES.
1.    Manejará adecuadamente las partes de un sermón b íb lico.
2.    Utilizará prácticamente las partes elementales.
3.    Desarrollará estos conocimientos en el servicio de la iglesia.
III.  REQUISITOS DEL CURSO:
A.   Puntualidad esmerada en cada sesión.
B.    Participación adecuada en cada clase.
C.    Aprobación de las tareas y exámenes.
D.   Predicará los sermones b íb licos necesarios durante el curso.
IV.  DURACION DEL CURSO: 8 Clases
VI. BIBLIOGRAFIA
1.   Elvis Carb allosa. Santiago, “una fe en acción”. España: Editorial Portavoz Evangélico, 2010.
2.   Orlando Costas. “Comunicación por medio de la predicación”. Editorial Carib e: 2008.
3.   Rafael Antonio Rodríguez. “Homilética Simplificada”. España: Editorial CLIE, 2010.
4.   Vicente Castillo Jiménez. “Curso para predicadores principiantes” www.sígueme.net
5.   Héctor Ucañan Uriol. “Sermones Bíblicos”.
6.   Fernando Alexis Jiménez. “Manual para la elaboración de sermones y estudios
bíblicos”. Ministerio de Evangelismo y Misiones

Samuel Vila. “Manual de homiletica”. Editorial Clie, 2012

INTRODUCCIÓN
Una de las formas eficaces de llegar a la comunidad de creyentes, es mediante la exposición de la palabra de Dios en la estructura de Sermón. ¿Cómo se prepara un Sermón? ¿Cuáles son los componentes de su estructura? ¿De dónde se obtienen las ideas principales? ¿Qué son las Divisiones Principales y las Subdivisiones? Estos interrogantes serán despejados en este Breve curso básico homiletico preparado para quienes predican o tienen el deseo de predicar la palabra de Dios.
“Mi intención en este curso al respecto es enseñar de una manera básica y didáctica, cómo se preparan los sermones bíblicos y cuales son elementos que deben contener, qué tipo de sermones hay, los pasos básicos y prácticos para preparar los sermones bíblicos”.
Si en diferentes rincones del mundo, incluso en los más apartados, quienes desean proclamar a Jesucristo aprenden cómo trazar sus sermones, tendremos la satisfacción de lograr nuestro objetivo. Quizá muchos no tendrán la oportunidad de acudir a un Seminario Teológico o Instituto Bíblico. Pues humildemente, lo que busco brindarte mas que una enseñanza exclusiva y única; es una orientación oportuna y eficaz... Y... ¡Comenzamos ya!

PALABRA DE DIOS: “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta, con todo paciencia y doctrina”.               2Timoteo4:1-2.

   
LECCIÓN:
TEMA: ELSERMON BIBLICO.
“Un sermón bíblico: es un discurso sistemático, dirigido y adaptado a la mente del natural del hombre; basado en verdades bíblicas, elaborado cuidadosamente, con el propósito de persuadir al hombre”.

PALABRA DE DIOS: “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de lapredicación”.                                                                          1 Corintios 1:21.


INTRODUCCION:
En la Bib lia encontramos ejemplos de este practica de predicar la palab ra de Dios (Lucas 11:32; 1 Corintios 2:4; 15:14; Tito 1:3) Y aunque siempre se dificulta obtener una definición exacta de esta practica de predicar la palab ra de Dios. La comprensión de los conceptos de “Predicación” y “Sermón bíblico” nos servirá para la comprensión y aplicación precisa en la práctica.
I.   PREDICACION:
Esta palab ra se deriva del griego “«kerygma»”. Se usa en el NT de «un anuncio», o «un dar a conocer», sin conllevar necesariamente la idea de una predicación formal como se entiende la palab ra en la actualidad. Cuando la Iglesia en Jerusalén padeció persecución, todos se dispersaron, excepto los apóstoles, y fueron por todas partes «anunciando el evangelio» (Hch. 8:1-4). Ob servemos algunos comentarios de diversos autores y eruditos en este tema.
A.     Predicación. Es la comunicación de la verdad divina, que hace el Espíritu Santo a través de un homb re con el fin de persuadir.
B.      Predicación. Es el gran medio de seleccionado para difundir las buenas nuevas
de salvación en Cristo.
C.      Predicación. Es un evento vivo donde Dios confronta con el ser humano con su acto de reconciliación en Cristo. De allí que el Predicador se ha de entender a sí mismo como emb ajador, a través de quién Dios ruega a mundo para reconciliarse con Él. (2 Corintios 5:18-20).
LA PREDICACION: por lo tanto, “es la exposición de la verdad divina que hace el Espíritu Santo a través de una personalidad escogida por Dios, con el fin de satisfacer la necesidad humana”.

Tamb ién se le conoce o define a la predicación como “sermón bíblico”, porque lA
predicación humanamente se trata de un discurso sistemático, dirigido y adaptado a la mente natural del homb re; b asada en verdades b íb licas, elab orado cuidadosamente con el propósito de persuadir al homb re. Como lo veremos y estudiaremos a continuación en la siguiente parte.
I.      SERMON BIBLICO:
A.     DEFINICION:
Primeramente se denomina sermón b íb lico al género de la oratoria que consiste en un discurso de tema religioso, por lo general pronunciado por un predicador quien se dirige a una audiencia con el objeto de instruirla y persuadirla.
Un sermón b íb lico es un “discurso sistemático, adaptado y dirigido a la mente natural del hombre; basada en verdades bíblicas, elaborado cuidadosamente, con el propósito de persuadir al hombre”.
Desglosemos esta definición:
1.       Discurso: “Serie de palabras y frases empleadas para enseñar o dar a conocer un tema o materia, expresadas verbalmente”. Un discurso oral o hablado deb e ser oído por un auditorio. Esto requiere que las palabras no solamente sean audibles sino pronunciadas con tal claridad que puedan ser entendidas por los presentes. ¡Qué así fueran todas las predicaciones!
2.       Sistemática: De sistema, que se define como la disposición comprensiva u ordenada de hechos, cosas, personas, o principios, que se interrelacionan, o se relacionan, y que forman un todo unitario.
3.       Adaptado y dirigido a la mente natural del hombre: Por lo tanto es expresada en palabras bien comprensibles. Acomodado a la capacidad intelectual y cultural de los oyentes. 1 Corintios 14:9. Nuestro Señor Jesucristo usó un lenguaje tan sencillo que su auditorio compuesto por su mayoría por gente de pueb lo le entendió fácilmente. Hab lar sin ser comprendido es malgastar el tiempo.
4.       Verdades: Mandatos, principios, ordenanzas, valores y todo el consejo de Dios que se encuentra en la Biblia. Esto elimina los discursos políticos, las disertaciones científicas, o discusiones. El Predicador no está llamado a tocar temas que no le corresponden, sino la pura palab ra de Dios que regenera.
5.       Elaborado cuidadosamente: Esto significa que el pasaje bíblico ha sido examinado a la luz de su contexto. El pasaje de la Escritura ha sido analizado cuidadosamente, su significado será explicado, su verdad ilustrada, y la lección aplicada de manera lógica, inteligente y edificante. Este tratamiento demanda el uso correcto de tres cosas: Retórica, Gramática y Lógica. La retórica consiste en la elección y uso correcto de las palab ras, siendo el arte de hab lar con claridad. La Gramática, es la forma de pronunciar las palab ras y sab er su significado. La lógica se ocupa de la forma de pensar y razonar de manera correcta, y que los argumentos usados sean argumentos firmes.



o  hacer una cosa”. Un sermón b íb lico debe ser como una estocada. La palab ra estocada simb oliza su propósito, el de “herir” al oyente con la “Espada del Espíritu que es la palabra de Dios”. No queriendo decir que un sermón b íb lico sirva para ofender hiriendo con indirectas por un supuesto don de sospecha. Usar el púlpito para presentar traumas, suposiciones, en vez de ayudar a la gente es un serio peligro. La palabra sermón nos da una imagen de un torero que da la estocada al toro, certera y precisa.
Se podría decir que un sermón b íb lico tamb ién “Es la predicación bíblica que hace el Espíritu Santo por medio del predicador escogido por Dios, con el fin de persuadir a la persona”. Un sermón es bíblico cuando su función corresponde a la función del pasaje bíblico que le sirve de base. Es decir, un sermón bíblico logra en el oyente un efecto similar al que logra el pasaje bíblico.
1.    NO es solo una actuación. Pensar que el Predicador es un actor o entretenedor.
2.    NO es un comentario sob re sucesos actuales.
3.    NO es una conferencia teológica o Bíb lica de principios, eventos o ideas.
4.    NO es una lección de cómo vivir la vida cristiana, ni una instrucción moral
Hoy día existen muchas formas de exponer la Palabra de Dios. Todas válidas y, en su mayoría, eficaces. Para que tengamos una mejor comprensión de cuáles y cuántas son las clases de sermones b íb licos, a continuación hago una b reve descripción:
A.  El Sermón bíblico Textual: Aludimos a Sermón b íb lico Textual al referirnos al sermón b íb lico que toma como base un texto específico, generalmente un solo versículo. Por ejemplo, Juan 3:16. Sob re este escrito entramos a desarrollar la enseñanza. El propósito es desglosar su estructura, haciendo particular énfasis en palab ras en el sentido particular de las frases.
B.   El Sermón bíblico Expositivo: Este género de Sermón bíblico se desarrolla
fundamentado en un pasaje bíblico. Las ideas que se exponen guardan un orden lógico. El predicador no fuerza un versículo para que se relacione con otro o quizá para que diga lo que él quiere. Por el contrario, toma con naturalidad cada una de las ideas y puntos que van surgiendo en cada versículo. Es uno de los estilos más complejos pero a su vez, de los más enriquecedores. Charles Spurgeon es uno de los mejores ejemplos de esta forma de predicación. En el siglo XIX ejerció una poderosa influencia en Inglaterra y Estados Unidos con sus poderosos mensajes.
C.   El Sermón bíblico Temático: Como su nombre lo indica, el Sermón bíblico Temático toma un tema y lo desarrolla. Por ejemplo, el pecado. Se analizan todos los versículos en los cuales la palab ra pecado ejerce un papel preponderante. Se requiere una exploración b íb lica con el propósito de definir sus orígenes, causas, evolución y consecuencias. Tenemos allí un tema expuesto. Este género es muy frecuente en las congregaciones.


A.     El Sermón bíblico Biográfico: A diferencia de los anteriores, que se predican desarrollando un tema central, el Sermón b íb lico Biográfico toma su base en un personaje de la Biblia es decir; en una se desarrolla tomando como base la biografía de un personaje bíblico, y es el más apropiado para adelantar predicaciones en serie, es decir, para varios servicios cristianos. Del personaje objeto de estudio, se b uscan aspectos positivos, los negativos, qué principios espirituales aplicó a su existencia y cuáles son válidos hoy día, etc.
“El deseo de todo predicador es que su sermón b íb lico tenga un impacto profundo en la vida de los oyentes. Para que esto se dé, el predicador no sólo debe contar con la ayuda del Espíritu Santo, sino también tener un buen sermón bien estructurado”.
Lamentab lemente, la gran mayoría de sermones b íb licos que se predican en las iglesias tienen poco o nada de estructura. ¿Por qué? Generalmente, es por falta de tiempo. Muchos predicadores están muy ocupados, y preparan sus mensajes a último momento. Por ende, casi todo el tiempo de preparación es dedicado a estudiar el pasaje b íb lico o tema que se va a exponer, y relativamente muy poco tiempo es dedicado a ordenar y estructurar sus pensamientos. Esto es un gran error. El resultado de una falta de estructura en el sermón b íb lico es que todo el tiempo que el predicador ha invertido en estudiar la Bib lia es casi desperdiciado, porque la congregación sencillamente no va a captar mucho de lo que el predicador tiene que decir. Por lo tanto, si el predicador desea que su tiempo de estudio sea de provecho para la congregación, forzosamente tendrá que dedicar un buen tiempo a la elab oración de la estructura del material que ha estudiado.
Hay TRES RAZONES principales por las cuales es importante que el sermón b íb lico tenga una buena estructura:
Muchas veces es difícil entender lo que el predicador está diciendo porque él no ha pensado claramente lo que quiere decir. Generalmente, esto se refleja en una falta de estructura en su sermón b íb lico. El primer valor de tener una estructura en el sermón b íb lico es que ayuda al predicador a ordenar b ien sus pensamientos.
Si el sermón b íb lico está b ien estructurado, la congregación logrará seguir mejor el pensamiento del predicador, y por ende podrá entender más claramente el mensaje del sermón b íb lico. No hay nada peor para una congregación que tener que escuchar a un predicador hab lar por 45 minutos, cuando no ha ordenado b ien sus pensamientos. Tal sermón b íb lico no será b ien entendido.
Según James Braga, "el sermón b íb lico deb e estar construido de tal manera que los oyentes puedan captar sin dificultad la esencia del mensaje del sermón b íb lico, así como los varios aspectos que aparecen en él."


1.       Ayuda a la Congregación a Recordar el Sermón bíblico:
Es muy difícil recordar un sermón bíblico que no ha sido claramente estructurado. Muy pronto todo el esfuerzo del predicador quedará en nada. Un sermón b íb lico no entendido está destinado a pasar rápidamente al olvido, y por ende a ser totalmente ineficaz en su propósito; ya sea un propósito: evangelistico, doctrinal, devocional o consagracional.
A.     MODELO DE LA ESTRUCTURA DEL SERMON BIBLICO:
El sermón b íb lico tiene la siguiente estructura:


Tema:________________________
Base bíblica:__________________
Propósito:____________________
Introducción
Proposición:__________________
Pregunta clave: m........ ?________

I.     PRIMERA DIVISION PRINCIPAL:
_________ A. Primera Subdivisión:_________
_________ B. Segunda Subdivisión:_________

II.  SEGUNDA DIVISION PRINCIPAL:
_________ A. Primera Subdivisión:_________
_________ B. Segunda Subdivisión:_________
A.   Tercera Subdivisión:

Conclusión

A.  Recapitulación:
B.   Aplicación:
C.   Invitación:________
1.  Llamamiento:
2.  Ministración:

EJEMPLOS:
Reflexionemos que predicar no es enseñar. Muchas veces pensamos que cuando estamos enseñando estamos predicando. Pero predicar es afirmar las verdades de Dios de una manera enfática. Tamb ién que nos sirva de ejemplo que la predicación es la inculcación púb lica y oral de las verdades de la Bib lia, especialmente del evangelio de Cristo. Aunque entre la enseñanza y la predicación existe una gran diferencia deb emos pensar y estar seguros que amb as son indispensab les para la edificación de la iglesia. Una vez dijo un
hombre de Dios: “El evangelista eleva a los creyentes hasta el cielo sobre las grandes verdades de Cristo y el maestro b aja a los creyentes del cielo y le pone los pies sob re la tierra y los enseña a caminar con Cristo”.
Por lo tanto una vez analizada la definición del sermón b íb lico, ahora podemos sab er las demandas que nos esperan como estudiantes de la predicación sagrada.
1.  Escriba usted la definición de SERMON BIBLICO y los tipos de sermones bíblicos.
2.                                   Mencione cuáles son las tres razones importantes para una buena estructura en el sermón.
3.                                   Cuál es la estructura del sermón.



LECCION: 2


TEMA: EL PROPOSITO DEL SERMON BIBLICO
“Desde el momento en que el predicador se pare al frente del pulpito, deberá tener claro qué espera lograr al término del sermón bíblico. En tal sentido es importante que el predicador sepa que, al disponerse a realizar la exposición, debe tener claro si lo que pretende ofrecer a sus oyentes son bases para el crecimiento y solidez espiritual, o llevarlas a tomar una decisión por Jesucristo”.



PASAJE BIBLICO: “Y leyó en el libro delante de la plaza que esta delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el medio día, en presencia de hombres y mujeres y de todos los que podían entender; y los oídos del pueblo estaban atentos al libro de la ley. Y el escriba Esdras estaba sobre un pulpito de madera que habían hechopara ello”.      Nehemías


INTRODUCCION:
El Predicador muchas veces cuando no sab e a donde va a ir y no tiene un propósito definido por lo general b aja frustrado del púlpito. El determinar el propósito del sermón bíblico, es un factor muy importante en la preparación de un sermón bíblico. Desde el momento en que el predicador se pare al frente del púlpito, deb erá tener claro qué espera lograr al término del sermón b íb lico. En tal sentido es importante que el predicador sepa que, al disponerse a realizar la exposición, deb e tener claro si lo que pretende ofrecer a sus oyentes son b ases para el crecimiento y solidez espiritual, o llevarlas a tomar una decisión por Jesucristo.
Cuando estamos en una terminal de autob uses y queremos viajar a un lugar lo primero que hacemos es comprar nuestro b oleto. Cuando estamos en la ventanilla frente al despachador nos pregunta: - ¿Adónde quiere viajar usted? Y si le respondemos - ¡Quién sab e! ¿Qué sucedería? Es como construir una fáb rica sin sab er que ib a a producir. ¿Podríamos decir que Cristo vino a este mundo sin propósitos definidos? Ver Juan 17:4.
En la determinación del propósito del sermón bíblico hay dos clases de propósitos que se deben de tener en cuenta:
I.   PROPÓSITO GENERAL DEL SERMON BIBLICO:
A.        DEFINICION
Es el objetivo de cualquier sermón b íb lico pero visto desde una perspectivageneral                                                                                                                
 


1.       Es el principio general del cual el propósito especifico del sermón b ib lico es una aplicación particular, un propósito general puede perseguirse con varios propósitos especificos distintos.
Caracteriza al sermón b ib lico, o sea, las características de un sermón b ib lico deb en adaptarse a su propósito general. Ayuda técnicamente a cub rir todas las áreas de necesidades espirituales de los oyentes. Esto implica que dentro el conjunto de los sermones dados a una congregación en un periodo largo de tiempo deb en encontrarse todos los propósitos generales de una manera deb idamente equilib rada.
Muchos Predicadores se sub en al púlpito sin sab er que es lo que van a hacer y a donde vana ir.El mensajero de Dios siempre se deb e hacer esta pregunta antes de predicar un sermón b ib lico: ¿Cuál es mi propósito en este sermón b ib lico? Dice Crane el autor del lib ro El Sermón Eficaz: “Si en el momento de sub ir al púlpito nos detuviera un ángel del señor exigiéndonos la declaración de nuestra misión, deb emos contestarle inmediatamente y sin demora diciendo ESTO es lo que quiere mi Señor”
El Predicador muchas veces cuando no sab e a donde va a iry no tiene un propósito definido por lo general b aja frustrado del púlpito. “El determinar el propósito del sermón bíblico, es un factor muy importante en la preparación de un sermón bíblico”.
Un anciano le dijo a un Predicador novato que sub ió arrogante al púlpito con la cara erguida y b ajo todo frustrado con la cara hacia ab ajo porque no pasó nada: “Si como b ajaste hubieras subido; entonces hubieras b ajado como subiste”. Todo sermón b ib lico requiere de un ¿para qué? Porque si no estaremos predicando nada más a “lo loco”. Muchos Predicadores sejustifican que Dios les camb ió el sermón b ib lico, por su inseguridad de no traer un mensaje departe de Dios yporende enpropósito definido. Dios da el mensaje y pone el propósito en el corazón del Predicador.
La determinación del propósito del Sermón b ib lico aporta grandes b eneficios, tanto para el mismo predicador como para su congregación.
1.       Constituye un recuerdo oportuno para el predicador de que su sermón b ib lico es un medio y no un fin, es una herramienta, que deb e adaptarse para su fin. El sab er esto:
a.       Nos libra de la insensatez de pavonearnos, por causa de a excelencia de nuestro sermón b ib lico,
b.       Previene en contra del crimen de ser negligentes en la preparación de nuestro sermón o sermones b ib licos.

1.      Constituye una guía indispensable en la preparación del sermón bíblico. El
propósito:
a.       Gobierna la elección del pasaje b ib lico.
b.       Influye en la formulación del tema del sermón b ib lico.
c.       Indica cuales materiales de elab oración son necesarios y cuales no lo son.
d.       Aconseja el mejor orden para las divisiones del plan del sermón b ib lico.
e.       Determina la forma en que el sermón b ib lico deb e ser conocido
2.      Da motivo poderoso para esperar frutos de el para la gloria de Dios
A.     LA CLASIFICACION DE ALGUNOS PROPOSITOS GENERALES DENTRO DEL SERMON BIBLICO:
1.      EL PROPOSITPO EVANGELISTICO: Es el sermón biblico con el
propósito de persuadir a los inconversos (incrédulos)                        a recibir        a Cristo
como    su Salvador personal. Este sirve para persuadir                    o convencer a los
perdidos a recib ir a Cristo como su Señor y Salvador personal.
Características:
a.       Declara el hecho de la condición.
1.       el homb re nació en pecado. (Salmos 51:5)
2.       su inclinación natural es perversa. (Romanos 7:18)
3.       por voluntad y culpa propia se ha descarriado del buen            camino.     (Gálatas
3:22)
4.       vive b ajo la ira y la condenación divina. (Juan 3:18; Romanos 5:12-18)
5.       es totalmente incapaz de salvarse a si mismo. (Romanos 3:24-28; 6:23)
b.       Proclama los hechos verídicos de la ob ra redentora de Cristo e interpreta el significado de ellos.
c.       Pregona cuales son las condiciones de acuerdo con las cuales el homb re puede obtener b eneficios de la ob ra perfecta y cumplida del Salvador, es decir, proclama las condiciones de arrepentimiento para con Dios, y la fe en nuestro Señor Jesucristo. (Hechos 20:21-22)
d.       Se caracteriza por una insistencia perentoria en que los pecadores sean “salvos de esta perversa generación (Hechos 2:40-42)”, y de que manifiesten su decisión púb licamente , procurando el b autismo en agua y del Espiritu Santo, y uniéndose a la iglesia del Señor para una vida de servicio, adoración, y alab anza espiritual.
2.      EL PROPOSITO DOCTRINAL: Es el sermón b ib lico con el propósito de educar a sus oyentes en discípulos, dándoles a conocer el significado de las grandes verdades de la fe cristiana e indicándoles como éstas tienen aplicación practica a la vida diaria. Su finalidad es lo didáctico, es decir busca
instruir a los creyentes, haciéndoles ver el significado de las grandes verdades de la fe cristiana e indicando como éstas tiene aplicación práctica a la vida diaria.
a.     Responde al deseo de aprender que existe en el corazón de cada creyente
b.     Previene a la iglesia en contra de los estragos de las doctrinas falsas.
c.     Anima a ala actividad. Por regla general una iglesia que sab e es una iglesia que actúa.
d.     Contribuye el crecimiento espiritual e intelectual del predicador y de sus oyentes.
1.       EL PROPOSITO DEVOCIONAL: Es el sermón b íb lico con el propósito de una expresión de adoración y devoción para con Dios. Son sermones que ensalzan el amor, la gloria y la majestad de Dios hacia Dios; exponen su grandeza y la perfección de la ob ra que ha hecho a favor de sus hijos Este tipo de sermón b íb lico tiene la finalidad de:
a.     intensificar en los creyentes el sentimiento de amorosa devoción para con Dios.
b.     guiarles en la exposición apropiada de la adoración que Dios merece.
2.       EL PROPOSITO CONSAGRACIONAL: Este tipo de sermón b íb lico tiene el propósito de estimular a los creyentes a dedicar sus talentos, dones y servicio al Señor.
El sermón b íb lico de consagración se diferencia del anterior, en que el énfasis en el sermón devocional pone énfasis sob re el amor para con Dios que el creyente ab riga en su corazón, mientras que en éste, se pone énfasis sob re el servicio cristiano mediante el cual comprueb a la sinceridad del corazón.
A.     PREGUNTAS PARA DETERMINAR SU PROPOSITO GENERAL DEL SERMON BIBLICO.
1.     ¿Qué necesidades espirituales tiene los que van a oír el mensaje?
2.     ¿Les falta ejercer fe cuando se les presentan prob lemas prácticos en su vida?
3.     ¿Falta amor entre los santos? ¿Se está cumpliendo este primer mandamiento
4.     ¿Han recib ido el poder y la unción de lo alto para servir más en la ob ra?
5.     ¿Hay heridas en las personas y falta de perdón?
6.     ¿Aguardan con paciencia la venida del Señor?
I.      PROPOSITO ESPECÍFICO DEL SERMON BIBLICO:
Para lograr el objetivo del propósito general del sermón b íb lico que es la meta general del sermón b íb lico deb emos definir un propósito específico para el sermón b íb lico.



DEFINICION:
1.      Es una aplicación particular del propósito general respectivo del sermón biblico.
2.      Es el propósito especifico definido del sermón b ib lico.
3.        Es el objetivo especifico del sermón b ib lico que queremos ob tener con el sermón b ib lico. Algunos le llaman la meta del sermón b ib lico. Define en forma efectiva qué queremos lograr, para poder asi elab orar un plan. También da motivo para esperar frutos para gloria de Dios (ls. 55.11).
1.      Debe ser vital: El propósito especifico del sermón b ib lico no deb e ser trivial, sino de importancia para la vida cotidiana y para la vida eterna.
2.      Debe ser pertinente: Deb e ser apropiado para la audiencia, es decir, oportuno, provechoso a las necesidades espirituales actuales más urgentes de la misma.
3.      Debe tener unidad: Un propósito especifico por sermón b ib lico, no varios.
4.      Debe tener Claridad: Deb e ser definido con exactitud.
Para llegar a determinar o definir el propósito especifico del sermón biblico de emos:
1.      Comprender b ien el propósito general del sermón.
2.      Eliminar todo otro propósito especifico.
Ejemplos de propósitos especificos:
1.                                                                                                                                                                  Que los oyentes comprendan el amor de Dios.
2.                                                                                                                                                                  Que los oyentes crean en la sanidad divina
3.                                                                                                                                                                  Que los oyentes obtengan el nuevo nacimiento.
Qué importante es tener un propósito en el sermón b ib lico. No tenerlo es predicar por predicar. Es ocupar un lugar solamente para que nos vean y nos aplaudan. Contar con un propósito es responder al mensaje que Dios nos ha dado y puesto en el corazón.

 
Cuando uno comienza en el arte de la predicación de sermones b ib licos a menudo estamos convencidos del propósito pero cuando empezamos a escrib irlo sob re el papel lo que nos parecia nitido y claro se va haciendo sin sentido. Es porque al escrib ir examinamos nuestras palabras con calma y le hacemos un análisis juicioso al pensamiento.
Defina un propósito especifico para su sermón b ib lico, no diga: “Enseñar más de la Bib lia” ¿Qué le parece? Enseñar sob re el Lib ro de Jonás en el capitulo 1 analizando su enojo contra Dios. Recuerde el que mucho ab arca poco aprieta: Si no es especifico usted dirá “Dar un estudio de doctrina”. ¿Qué le parece? Estudiar la doctrina de la Trinidad en la primera epistola                        del          apóstol                                       Juan.
1.   Escriba usted tres razones por lo cual debemos contar con unpropósito general y cuales son características del propósito específico antes de subir apredicar.
2.   Formule dos ejemplos que vimos en clases.

LECCION: 3

TEMA: EL TEMA DEL SERMON BIBLICO.
“Es la idea central, el asunto a tratar, declarado particularmente, específicamente derivado del asunto que ha de ser tratado en el transcurso del sermón presentado en forma sintética en el sermón bíblico”.

PALABRA DE DIOS: “Pero ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio, del cual yo fui constituido Predicador, apóstol, y maestro de los gentiles’.      2 Timoteo 1:10,11.

INTRODUCCION:
Para preparar un buen sermón b íb lico deb emos de tener un tema o asunto particularmente específicamente definido para el sermón b íb lico. Antes de proceder a la preparación de un sermón b íb lico, todo predicador deb e responderse esta sencilla pregunta: ¿De qué voy a hablar?
Mientras el predicador no pueda contestar claramente tal pregunta, no deb e seguir adelante. Ha de tener un tema para el sermón b íb lico, y deb e sab er con precisión cuál es. Sólo puede estar seguro de que lo sab e cuando pueda expresarlo en palab ras. Si el tema está entre la b ruma, tamb ién lo estará todo lo que le pertenece: su introducción, su arreglo, su prueb a y su objeto.
I.     DEFINICION:
“Es la idea central, el asunto a tratar, declarado particularmente, y específicamente derivado del asunto general que ha de ser tratado en el transcurso del sermón bíblico presentado en forma sintética en el sermón bíblico”.
II.  FUNCION DEL TEMA DEL SERMON BIBLICO:
A.    Fomenta la unidad del sermón bíblico, y si los argumentos, explicaciones y aplicaciones son adecuados, permanece el tema como nota dominante sobre la mente.

B.     Ayuda para dar intensidad y firmeza al sermón bíblico y mantener el discurso dentro de los límites razonables. Por esto es preferib le tener el tema limitado y b ien definido y no demasiado amplio.
Predicar un sermón b íb lico sin tema, es como tirar sin b lanco.


Es imposib le responder a estas preguntas de un modo concreto dando reglas ab solutas. En algunos casos, cuando el predicador tiene un tema definido para el sermón biblico, sintiendo que deb e predicar sob re aquel asunto; el tema precederá a la elección de pasaje b ib lico del sermón b ib lico. Pero en otros casos, como lo veremos en la siguiente parte. Cuando el tema es sugerido como resultado de meditación personal de la Sagrada Escritura, será el pasaje b ib lico el que precederá y sugerirá el tema del sermón b ib lico al predicador.
Ejemplo de os dos casos cuando el tema del sermón b ib lico precederá al pasaje b ib lico del sermón b ib lico o el pasaje b ib lico precede al tema del sermón b ib lico:
Si su tema para su sermón b ib lico fuera “los peligros de la tentación”. Se tendría que b uscar un pasaje b ib lico adecuado para el tema definido para el sermón b ib lico. Génesis 3:1-6 seria un pasaje b ib lico adecuado, o viceversa, podria darse el caso de que el predicador primero se encuentre estudiando el pasaje de Génesis 3:1-6 en lo cual tendria el predicador tendria que definir el tema del sermón b ib lico, en tal caso seria el pasaje b ib lico que precedió al tema del sermón b ib lico.
El sermón b ib lico deb e venir como una inspiración especial de Dios, y el predicador deb e estar pidiendo sermones b ib licos a Dios para sus oyentes. Pero no es de esperar que venga siempre como una inspiración profética, sino que él mismo deb e afanarse en buscarlos de diversas maneras.
El predicador puede recib ir la inspiración de un sermón b ib lico:

El céleb re Spurgeon dice en su lib ro Discursos a mis estudiantes: "Considerad b ien qué pecados se encuentran en mayor número en la iglesia y la congregación. Ved si son la vanidad humana, la codicia, la falta de amor fraternal, la calumnia u otros defectos semejantes. Tomad en cuenta cariñosamente las prueb as que la Providencia plazca sujetar a vuestros oyentes, y b uscad un b álsamo que pueda cicatrizar sus
Confiad esta tarea al Espiritu Santo, y permitid a Dios hacer el resto. Este es el caso en el que el tema del sermón b ib lico precederá al pasaje b ib lico.


El predicador no deb e alimentar a otras almas manteniendo la suya a escasa dieta. Sin emb argo, éste es el defecto de muchos predicadores excesivamente ocupados. La lectura devocional diaria, personal o en familia, proporcionará al predicador temas e asuntos, y le hará descubrir filones de riqueza espiritual en lugares insospechados. Anote cuidadosamente las ideas que surjan en tales momentos. Este el caso en el que el pasaje b ib lico precederá al tema del sermón b ib lico.


1.      El tema general b ib lico: “es la idea central o asunto principal del cuál se va a tratar en el sermón bíblico”. Representa el área amplia y general de la cuál se puede escoger un número de temas especificos para el sermón biblico. Establece la naturaleza del contenido del sermón. Por su amplitud y generalidad, los asuntos tienden a ser limitados en números y normalmente son expresados en una palab ra.

Ejemplos de temas especificos derivados del tema general b ib lico Dios:

EL AMOR DE DIOS
LA SANTIDAD DE DIOS
LA BENDICIÓN DE DIOS
EL PERDON DE DIOS
LAS PROMESAS DE DIOS
LA IGLESIA DE DIOS
EL ESPERITU DE DIOS

2.      Podemos obtener temas especificos para el sermón biblico directamente del pasaje b ib lico, encontrando el tema general del pasaje b ib lico. Esta es la mejor manera de derivar un tema especifico del pasaje b ib lico, porque el tema corresponde con la mayor exactitud posib le a la verdad histórica del pasaje b ib lico. Este es tamb ién el caso en el que el pasaje b ib lico precederá al tema del sermón b ib lico. Ejemplos:


a.                                  Pasaje          bíblico: Juan 3:16;            El  asunto: “El amor”.
b.                                  Pasaje    bíblico: Génesis 3:1-6;           El  asunto: “La Tentación”.
c.                                  Pasaje    bíblico: Lucas 3:21-22;          El  asunto: “El bautismo”.

Nota: Nótese que el asunto central o principal del pasaje b íb lico es una palab ra
o    concepto acompañada de un artículo. Por ejemplos:

a.      En el ejemplo Y 1, el asunto general de Juan 3:16 es “el amor”, puesto que nos dice “de tal manera amo Dios al mundo”.
b.      En el ejemplo Y 2, el asunto general de Génesis 3:1-6 es “la tentación”, en la que cayeron los primeros padres.
c.      En el ejemplo Y 3, el asunto general de Lucas 3:21-22 es “el bautismo”, de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Una vez que hemos encontrado el tema general del pasaje b íb lico, podemos a pasar a derivar el tema específico para el sermón b íb lico de acuerdo al tema general del pasaje b íb lico. Ejemplos:

a.      Pasaje bíblico: Juan 3:16 El asunto: “El amor”.
El tema: “El amor de Dios”.

b.      Pasaje bíblico: Génesis 3:1-6 El asunto: “La Tentación”.
El tema: “La tentación de Adán y Eva”


Nota: Nótese que el tema especifico del sermón biblico aparece declarado en forma de una expresión completa, es decir, encierra un pensamiento completo.


El predicador no deb e ser insipido b ajo la pretensión de ser original, ni deb e fiar tampoco en las despensas de otros para alimentar su propia familia. Amb os extremos son malos. El predicador deb e tener tiempo para leer sermones b ib licos de buenos predicadores, no sólo en el momento en que necesita algo con urgencia para preparar su mensaje, sino en otros momentos cuando no le interesa preparar ningún sermón biblico, sino alimentar su propia alma. Es muy posible que si espera el momento de tener que preparar su propio sermón biblico no encuentre nada adecuado y tenga que emplear horas y más horas repasando lib ros de cub ierta a cub ierta, mientras que si hub iera empleado un poco más de tiempo en el cuidado de su propia alma, los sermones b ib licos adecuados para las de los demás le hab rian venido sin esfuerzo, y quizá sacrificando para ello menos tiempo que el que en el momento del apuro se ha visto ob ligado a emplear. Siempre los mejores sermones del predicador son aquellos que primero han hecho b ien a si mismo. En este caso, no podemos definir quien precederá a quien; si es el tema del sermón b ib lico quien precederá al pasaje b ib lico o es el pasaje b ib lico que precederá al tema del sermón b ib lico, ya que puede ser que el predicador obtenga primero el tema o viceversa el pasaje b ib lico al leer los sermones b ib licos de otros predicadores.


El predicador deb e ser un atento ob servador de la naturaleza y de los homb res. Todo lo que ve y oye deb e archivarlo cuidadosamente en su memoria por si alguna vez pudiera serle útil como ilustración de un sermón b ib lico. Y a veces una ilustración
provee el tema de un sermón biblico. Spurgeon cuenta de un predicador que descub rió el tema de un magnifico sermón b ib lico en un canario que vio cerca de su
ventana con algunos gorriones que lo picoteab an sin compasión con ánimo de destrozarlo, lo que le hizo recordar Jeremias 12:9: "¿Es mi heredad de muchos colores? ¿No están contra ella aves en derredor?" Meditando sob re este texto, predicó un sermón b ib lico sob re las persecuciones que ha de sufrir el pueb lo de Dios. Otro dia encontró un tema en el hecho de un tizón que cayó del hogar al estrado un domingo por la tarde en que necesitab a un tema para sermón b ib lico, lo que le indujo a predicar sob re Zacarías 3:2. Dos personas vinieron después a decirle que hab ian sido convertidas por este sermón b ib lico.

Es necesario, no ob stante, que los sermones b ib licos surgidos de tales ob servaciones
prácticas sean verdaderos sermones b ib licos, llevando un plan y un mensaje
espiritual, y no una larga y detallada exposición del incidente que, no por interesar mucho al predicador, ha de interesar en la misma medida a los que no han sido afectados por la idea o sugerencia, la cual deb e ser puesta solamente como introducción, pero no ocupar el lugar del sermón. Este es el caso en el que el tema del sermón b ib lico precederá al pasaje b ib lico.


Harrington Evans, en sus Reglas para hacer sermones, nos da como la primera: "Pedid a Dios la elección."Si la dificultad de escoger un tema para un sermón biblico y se hace más dura, multiplicad vuestras oraciones; será esto una gran b endición. En este caso, tamb ién es imposib le definir quien precederá a quien; si es el tema quien precederá al pasaje b ib lico o es el pasaje b ib lico que precederá al tema del sermón b ib lico, ya que puede ser que Dios le de al predicador el tema primero o viceversa, el pasaje b ib lico primero.

Es notoria la frase de Lutero: "Hab er b ien orado, es más de la mitad estudiado." Y este proverb io merece repetirse con frecuencia. Mezclad la oración con vuestros estudios de la Bib lia. Cuando vuestro Tema y pasaje b ib lico viene como señal de que Dios ha aceptado vuestra oración, será más precioso para vosotros, y tendrá un sab or y una unción enteramente desconocidos al orador frio y formalista, para quien un tema es igual a otro. Y, citando a Gurnal, declara: "Cuánto tiempo pueden los ministros sentarse, hojeando sus lib ros y devanándose los sesos, hasta que Dios venga a darles auxilio, y entonces se pone el sermón a su alcance, como servido en b andeja. Si Dios no nos presta su ayuda, escrib iremos con una pluma sin tinta. Si alguno tiene necesidad especial de apoyarse en Dios, es el ministro del Evangelio."

A.     Debe ser vital: deb e tratar alguna de las grandes verdades de la fe cristiana.
B.      Debe ser pertinente: deb en presentar la verdad eterna que el predicador se propone aplicar a las necesidades apremiantes de su congregación.
C.      Debe tener una legítima relación con las escrituras: Deb e derivarse legítimamente de la b ase b íb lica. Hay solo tres maneras que el tema se derive de la b ase b íb lica:
1.      Puede ser encontrado directamente de la b ase b íb lica.
2.      Puede ser inferido de la b ase b íb lica por procedimientos lógicos.
3.      Puede ser sugerido por el pasaje b íb lico.
D.     Debe ser una frase breve, clara y que comprenda la sustancia del sermón.

EJEMPLOS:

Pasaje b íb lico: Juan 3:16.
El asunto: “el amor”;
El Tema: “El amor de Dios”
Propósito:
TAREA:
1.   Defina usted con sus propias palabras el significado de Tema.
2.   Confeccione 5 temas atractivos del libro de Santiago de los siguientes puntos. Realícelo con todos los conocimientos hasta aquí aprendidos.
a.   Paciencia
b.   La Fe
c.   La conducta
d.   La imparcialidad
e.   Las obras


LECCION: 4